Cena de negocios, ¿Vino tinto o vino blanco?

Por Ale Marroquin 

Tu nuevo trabajo implica mucho “networking”.

Tienes que invitar a tus clientes constantemente a desayunos, comidas y en muchas ocasiones cenas.

Es obvio que tienes que lucir profesional y brillante en todo momento, pero ¿se darán cuenta tus clientes de pequeños detalles que tú nunca habías notado? Es decir, cuando estabas en la Universidad, comías hamburguesas y tacos, cuando ibas a cenar con tus papas, el asunto era relajado. No había necesidad de observar qué tenedor agarrar o cómo pedir el vino.

Buena pregunta, ahora cada vez que invito a mis clientes a comer o cenar y pedimos vino, ¿qué es lo correcto? Antes que nada, tienes que volverte paciente y observador. 

Si tus invitados pidieron de platillo fuerte carne o pollo, lo correcto es sugerir vino tinto. Cuando pidan pescado o pasta, puedes sugerir vino blanco. Aunque la regla de qué tipo de vino acompaña ciertos tipos de comida sigue vigente, es muy probable que te topes con clientes que les sea indiferente pedir vino tinto con pescado.

En este momento, tú haces exactamente lo que tu cliente pide. No intentes corregirlo y darle una cátedra de cuál es la razón de pedir vino blanco con este tipo de alimento. Recuerda, estás invitándolo a comer o cenar para fortalecer relaciones, no para darle clases de etiqueta.

Si tú eres el único que pediste pescado, puedes pedir la botella de vino tinto para el resto y pedir una copa de vino blanco para ti, hay restaurantes que tienen medias botellas.

Tener presente como tomar la copa de vino con la mano, va a depender del tipo de vino que pidan. Si es vino tinto, es correcto agarrarla del vaso, pero si es vino blanco, la debes agarrar del tallo de la copa. La temperatura de este siempre es más fresca que la del vino tinto, si la agarras del vaso, puedes hacer que se caliente más rápido

Si el mesero, que está encargado de servir el vino no aparece, tú como anfitrión, debes tomar la botella de vino y rellenar las copas de tus clientes, elegantemente. Esto es, no llenes más de tres cuartas de la copa y ten cuidado de no chorrear la botella en el mantel.

Si no conoces mucho de vino tinto, y no quieres delatarte diciéndolo, puedes pedirle al mesero que te sugiera opciones. Considera que los meseros no te van a dar estas sugerencias con el precio de la botella. Si no quieres correr riesgos al pagar la cuenta, pide primero la carta de vinos, y después pídele sugerencias, así podrás comprobar los precios discretamente.

Por último, recuerda que al pedir un tipo de vino, el mesero siempre te enseñará la botella para que veas claramente la etiqueta y estés seguro que es lo que pediste, una vez abierta, te servirá un poco para que lo pruebes. El motivo de esto, es que compruebes que el vino no está avinagrado o rancio. El que no te guste el sabor del vino, no es motivo para devolver una botella.

Consejos para cuando la mesa ya esta servida: La copa de agua estará siempre colocada justo en línea con los cuchillos. A su derecha estará la copa de champagne . A la derecha de esta última, la copa de vino tinto o blanco, le puede seguir una copa de jerez.

¡Y ya estás listo para ir a cenar!

Ale Marroquín Oficina: (55) 1088 9336  Móvil: 044 (55) 5456 3423
E-mail: ale@alemarroquin.com   web:  http://www.alemarroquin.com/



Comentarios